Renting particulares

Disfruta de un coche nuevo cuando quieras

Actualmente, comprar un coche no es la única opción que existe para tener un vehículo. El renting ha estado en auge en los últimos tiempos y se ha consagrado como una de las opciones preferidas para aquellas personas que, con un presupuesto más ajustado, deciden hacerse con un automóvil.

renting de coches para particulares euskal renting bizkaiaEl renting para particulares consiste, básicamente, en un arrendamiento de bienes de equipo, en este caso el alquiler de un coche, a largo plazo. Esta acción se realiza mediante el pago mensual de una cuota a una compañía, que te permitirá tener un vehículo nuevo en un periodo corto de tiempo; entre uno o cinco años.

Además, esta suma incluirá todos los gastos del automóvil como averías, asistencia en carretera, reparaciones, neumáticos o seguros. Es decir, el particular no posee la titularidad del coche, tiene un kilometraje limitado, no puede realizar modificaciones y solo puede efectuar reparaciones en determinados talleres. Tampoco requiere un pago inicial y es una manera rápida y eficaz de disponer de un coche que se pueda adaptar a tus necesidades.

También, dentro del mercado de compra de vehículos, nos encontramos con el leasing. Este se trata de un alquiler con un contrato de una duración mínima de dos años. En este caso, la cuota mensual solo cubre este arrendamiento y no los gastos derivados del uso del mismo. Por tanto, no solo es considerado un alquiler sino que se trata de una financiación y con un objetivo final: acabar consiguiendo la titularidad del coche, pagando al final del contrato el valor residual del vehículo. Los particulares que optan por el leasing son aquellos que tienen que asumir los riesgos, derechos y obligaciones del vehículo, como el mantenimiento del mismo, su gestión o el pago de impuestos.

Las ventajas del renting para particulares son diversas. La más importante es que no se posee la titularidad del coche y podrás amortizarlo en más años y hacer que este sea más barato a largo plazo. Además, te permitirá ahorrar en tiempo menor y evitar desembolsos más grandes, ya que no requiere pagar una entrada o cuota final. Además, una vez que finalice el contrato se podrá alquilar otro coche, en caso de que no queramos adquirir un coche desde cero o por si necesitamos cambiarlo por uno más espacioso o reducido.

También, las cuotas mensuales acaban conformando una cantidad menor de dinero por su alquiler entre uno o cinco años, e incluye todos los gastos derivados de su uso. Al ser una cuota fija, permite planificar de una forma más adecuada los gastos y suelen contar con modernos sistemas de seguridad y un rendimiento más eficiente.

Nosotros ofrecemos un servicio de renting que incluye el seguro, mantenimiento, impuestos y cambios de neumáticos.

Si quieres descubrir todas las ventajas del renting, no dudes en llamarnos al .
Más información